9 de agosto de 2020, Rosario, Argentina
BOLSAS

El coronavirus causa un terremoto financiero en la economía continental

11 de mayo de 2020

Además de todas las dificultades a nivel sanitario que la pandemia del coronavirus está generando en nuestro continente y en el resto del mundo, las economías de prácticamente todos los países se encuentran en medio de una tormenta que nadie pudo prever.

Hoy vamos a hacer un breve repaso a la situación económica en América, continente que ya se encuentra afectado por el coronavirus al nivel de Asia o Europa y que se enfrenta a un desafío financiero sin precedentes.

La locomotora americana tiene el motor gripado

En apenas unas semanas, las bolsas estadounidenses borraron por completo todas las ganancias registradas desde que Trump llegara al poder. Si nos fijamos en índices como el Nasdaq100, que engloba a las 100 empresas más importantes de la Bolsa de Nueva York, observamos un gran desplome a mediados de marzo similar a los días más convulsos del crac de 1920 o de 1987. Las cifras de desempleo en Estados Unidos también han superado máximos históricos. En las últimas semanas, más de 30 millones de personas han perdido sus trabajos. El motor de América se ha gripado.

La incertidumbre del petróleo afecta a los países productores del continente

Son varios los países americanos productores de crudo que están viendo como a la complejidad de la coyuntura generada por el coronavirus se le suma el desplome inesperado de los precios del petróleo, con todas las implicaciones negativas que ello tiene en sus ingresos. México, Colombia, Brasil y Venezuela encabezan la lista de países más afectados por este batacazo en los precios del oro negro. Todavía es pronto para evaluar los daños económicos, pero parece innegable que los ingresos fiscales procedentes de la venta de crudo menguarán este año.

Argentina se enfrenta a un desafío económico sin precedentes

Nuestro país atraviesa un momento de gran complejidad financiera. La deuda soberana argentina se acerca al default o suspensión de pagos, situación que puede afectar negativamente a la futura capacidad de financiación de la república. Y en un momento como este, en el que las autoridades tratan de paliar el fuerte impacto que están sufriendo los monotributistas y autónomos mediante la concesión de créditos a tasa cero, una suspensión de pagos a acreedores puede generar problemas de liquidez imprevisibles.

 

La inflación también corre peligro de desbocarse, un fenómeno bien conocido en nuestro país. En 2019, el peso perdió más de un 50 % de su valor, por lo que las medidas gubernamentales para paliar los efectos más inmediatos de la crisis económica generada por el coronavirus podrían hacer que este año se supere esta cifra ya de por sí desorbitada.

En resumidas cuentas, a pesar de las medidas gubernamentales que están aprobando los países del continente americano, lo cierto es que la peor crisis financiera mundial desde los años 30 es ya prácticamente un hecho consumado. La posibilidad de nuevas oleadas de brotes infecciosos, el actual estado de cierre de fronteras, el parón forzoso que afecta a numerosos sectores empresariales y el bloqueo de las cadenas de suministro mundiales suponen un verdadero desafío tanto para Argentina como para el resto de países de América.

Fuente: Pixabay

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269