31 de marzo de 2020, Rosario, Argentina
VIOLENCIA

Las cámaras de frío de la morgue judicial de la ciudad no dan a basto

24 de febrero de 2020

En el marco de la ola de violencia inusitada que vive Rosario traducida en 40 homicidios violentos en los primeros 50 días de 2020, las cámaras de frío de la morgue judicial de la ciudad no dan a basto de cadáveres. 

POR CLAUDIO GONZÁLEZ

En el marco de la ola de violencia inusitada que vive Rosario traducida en 40 homicidios violentos en los primeros 50 días de 2020, las cámaras de frío de la morgue judicial de la ciudad no dan a basto de cadáveres. La titular del Instituto Médico Legal (IML) explicó la recarga y complejidad del trabajo a la hora de realizar las autopsias, sumado a las múltiples medidas judiciales que despliegan a diario los profesionales a requerimiento de distintos organismos del Poder Judicial. Hasta el momento se realizaron 143 autopsias.

“Por el escenario de criminalidad estamos en un momento complejo, crítico. Pero todos estamos muy comprometidos con el trabajo, también los fiscales y las autoridades. Tenemos gran cantidad de fallecimientos por homicidios con armas de fuego, son autopsias complejas en general”, indicó a Aire de Santa Fe la médica autopsista Alicia Cadierno, titular del IML de Rosario, ubicado en Francia y 3 de Febrero y que depende de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe.

La profesional dirige un equipo conformado por 14 forenses: 11 médicos tanatólogos y tres psiquiatras. Entre todos se reparten las tareas del consultorio médico forense de los Tribunales provinciales de Balcarce y Pellegrini, otro que funciona en el Centro de Justicia Penal (CJP), además del trabajo cotidiano en el IML.

Sobre el panorama actual, Cadierno lo describió como “comprometido por la cantidad de autopsias, es abrumadora. Pero además por la complejidad que tienen, los ribetes y las requerimientos específicos. En medio de las autopsias hay que sumarle que todos los días tenemos audiencias, que contestar vistas, requerimientos fiscales en distintos legajos penales, o los pedidos urgentes de personas que presentan hábeas corpus para recibir atención médica”, describió.

En ese contexto agregó que se interviene en exámenes por hechos de abusos sexuales, que son muchísimos, a detenidos, juntas médicas, muertes en accidentes de tránsito. “En los suicidios, por ejemplo, tenemos que estar atentos a las señales del cuerpo para descartar otras causas de la muerte, porque pueden dar la pauta de la posible intervención de una tercera persona, lo cual modifica la hipótesis. Estamos todos muy comprometidos, no nos podemos dar el lujo de distraernos o fallar”, recalcó la médica.

La funcionaria admitió que por estos días están saturados de trabajo ante la escalada de homicidios registrados en Rosario y la región, que según su experiencia calificó de inédita. Hasta hoy, en el IML se realizaron 143 necropsias.

“Realmente esto no nos da tregua, es permanente, de seguir así esta situación o incrementarse habría que evaluar la posibilidad de más recursos”, manifestó en relación a carga de trabajo que recae en la morgue, y que concentra los hechos de una ciudad que creció exponencialmente en los últimos años. No obstante pidió aclarar que “por el momento se sostiene la actividad con los profesionales de la planta”.

La médica describió que en sus 30 años de profesional, no ha visto un panorama similar al que vive Rosario por estos días. Según confirmó, de 143 autopsias que realizaron en lo que va del año, 41 fueron sobre cuerpos que tenían heridas de bala, algo que de acuerdo a su perspectiva histórica era “infrecuente”.

En los últimos días, Rosario tuvo hechos conmocionantes que, desde la ciencia forense y como lo marca Cadierno, se presentaron como complejos. Uno de ellos no tiene que ver con la criminalidad, pero también demandó ciertas resguardos. Es el caso de Liz Dominguez, una nena de 9 años que murió el 2 de febrero en el hospital de Niños Zona Norte donde ingresó por un cuadro leve de gastroenteritis. Sus padres denunciaron mala praxis médica y, a determinar esa cuestión, se abocaron los médicos forenses.

Otra muerte espantosa fue la de una mujer, cuyas partes de su cuerpo fueron halladas flotando en la desembocadura del arroyo Saladillo, mutilado con precisión quirúrgica y que todavía no pudo ser identificado, ni fue reconocido o reclamado por familiares. En el IML lograron determinar algunas cuestiones que elevaron a la Fiscalía, que giró huellas dactilares al Registro Nacional de las Personas para su identificación.

También hubo varios acribillados con múltiples disparos de arma de fuego. El más reciente y resonante fue el de Martín Sebastián Berton, de 35 años, que recibió 40 balazos en San Juan y Julio A. Roca (Villa Gobernador Gálvez); o el triple crimen de Cristopher Nahuel Albornoz, su esposa Florencia Naomí Corvalán, ambos de 21 años, y su pequeña hija, Adelain Chelsi Albornoz, de casi dos años.

En 2019 hubo 140 homicidios en Rosario, de los cuales 104 fueron consumados con arma de fuego. Eso también demuestra la complejidad de la tarea que realizan los forenses del Instituto Médico Legal, que enfrentan un panorama complejo por las características de los ataques, sangrientos, con un nivel de ferocidad extravagante que deja marcas letales en los cadáveres de las víctimas que intentan descifrar desde la ciencia para contribuir a las investigaciones judiciales.

Fuente: +medios

Covid-19

La universidad pública de Rosario fabricará respiradores para atender la demanda por el coronavirus

Una empresa compuesta por estudiantes y profesionales graduados en la Universidad Pública de Rosario (UNR), y la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de esta ciudad, comenzaron a trabajar en forma paralela y en alianza prototipos para la fabricación de respiradores artificiales de bajo costo, un elemento clave para el tratamiento de los pacientes más afectados por el Covid-19.
Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269