10 de diciembre de 2019, Rosario, Argentina
EL MERCADO

Inflación y dólar, un cóctel letal: en diez años las propiedades subieron casi 50%

21 de noviembre de 2019

"Hace nueve años, un departamento de un dormitorio promedio estaba entre 20.000 y 30.000 dólares, hoy esa misma propiedad cuesta entre 70.000 y 80.000", afirmó José Ellena, referente inmobiliario

Por Santiago Ceron

El mercado inmobiliario atraviesa momentos complicados: las disparadas del dólar y la pérdida de poder adquisitivo han provocado una caída profunda en la actividad. Con un dólar oficial cerca de los $63 y unos salarios en pesos que no se han ajustado a la inflación, hoy parece imposible para un ciudadano común poder comprar una propiedad, menos aún en Rosario.

En Rosario los valores no sólo han incrementado en pesos producto de la devaluación, sino que a lo largo de los años los precios en dólares crecieron notablemente. Así lo cuenta a CLG José Ellena, referente inmobiliario de Rosario: “Hace nueve años un departamento de un dormitorio promedio estaba entre 20.000 y 30.000 dólares, hoy esa misma propiedad cuesta entre 70.000 y 80.000”.

Además, el precio del metro cuadrado en la ciudad se encuentra en niveles históricos: “En promedio, está rondando los 2.200 dólares. Hay unidades de primera línea en las que cuesta 4.000 o 5.000 dólares, pero es un segmento muy limitado. En oposición, también hay algunas propiedades de 1.500 o 1.600 dólares el m2”, señaló.

Al momento de explicar las causas de estos incrementos, Ellena destacó el desarrollo de la ciudad: “Desde hace años, Rosario se ha constituido en una ciudad con muy buen posicionamiento por diversas causas: un mejoramiento urbanístico de la apertura al río, la refundación de algunas zonas como Arroyito o la construcción del puente Rosario-Victoria, que nos abrió un mercado más que importante”.

Sin embargo, el principal causante de dicha valorización pasa por la actividad económica de la región: “Más allá de eso, esto está directamente ligado con el entorno inmediato. Estamos en una zona en donde la producción principal, que es la agrícola y ganadera, está en un muy buen momento. Eso hace que haya una cantidad importante de inversiones, lo que lo posiciona como una zona metropolitana con un metro cuadrado de buen valor”.

Claro está que quienes tienen la suerte de pertenecer al sector agrícola son los menos y, por el contrario, el sueño de un ciudadano común de tener su casa o departamento propio parece inalcanzable. En julio de 2017 el dólar en Argentina estaba cerca de los 17 pesos y el salario mínimo vital y móvil en 8.860 pesos (520 dólares). En julio de 2018 el dólar cotizaba a 28 y el salario mínimo a 10.000 pesos (357 dólares). Este 2019 cierra con el dólar por encima de los 62 pesos y el SMVM en 16.875 pesos (267 dólares).

La pérdida de poder adquisitivo en el bolsillo es evidente y eso imposibilita aún más la posibilidad de comprar una propiedad, algo que puede verse claramente en la cantidad de salarios que se necesitan para adquirir una de ellas: “En comparación con tiempo atrás, haciendo un cálculo grueso, hoy se necesitan como mínimo un 30% más de sueldos para poder comprar un departamento”, advirtió Ellena.

“Volviendo 18 meses atrás, un departamento de 100.000 dólares equivalía a 2.200.000 pesos, y hoy ese mismo departamento vale 6.600.000 pesos. Nunca tenemos que olvidarnos de que acá ganamos en pesos, el dólar no tiene que ser la única variable de posicionar un mercado en el que los que compramos vivimos acá, son pocas las empresas extranjeras que invierten”, agregó.

Con respecto al presente de las inmobiliarias, el referente local indicó: “Nuestro mercado siempre está marcado por la oferta y la demanda, y no es ninguna novedad que estamos en un momento de bajísima demanda”. Y en ese sentido manifestó que al momento de negociar el precio de una propiedad, deben resignar dinero: “Hoy la brecha entre lo que se pide y lo que se cierra es mucho más grande que antes, estamos hablando de casi un 20%. Esto se da por la baja demanda y la evolución del dólar, que van de la mano”.

Largo será el camino para los rosarinos y argentinos que quieran tener su casa propia, quienes tendrán que esperar a que la economía se recomponga o, al menos, a que mejoren las condiciones de los créditos hipotecarios.

Fuente: CGL

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269