28 de enero de 2020, Rosario, Argentina
Agrícolas

Cómo llegamos al sistema de producción agropecuaria actual

14 de noviembre de 2019

En la nueva era tecnológica, la comida pareciera llegarnos como por arte de magia. Gran parte de los consumidores son ajenos a los sistemas de producción de la comida.

 Antes de la revolución industrial, la mayoría de las personas se encargaba de producir su propio sustento; pero actualmente, con la masividad de la industria agropecuaria y la modernización de las fábricas, se requieren muy pocas personas y recursos para producir una gran cantidad de comida.

Y entonces, ¿cómo llegamos a este modelo? Si bien con la creación de las máquinas de vapor y los tractores se vio un pequeño progreso, recién entre las décadas de los 40 y los 60 se produjo la llamada revolución verde, que consistía en cuatro aspectos centrales: a) Implementación de maquinaria agrícola a gran escala, tales como cosechadoras, plantadoras y tractores cada vez más grandes. b) Uso de pesticidas y fertilizantes a gran escala. c) Uso de semillas mejoradas por empresas privadas. d) Masificación y mejora de los sistemas de riego. Todos estos avances se dieron prácticamente gracias a la implementación del petróleo en la mayoría de los sectores de la cadena de producción. Esto significa que la revolución verde logró que se pueda producir mucha más comida en la misma cantidad de tierra y en menos tiempo. 

A partir de los años 90 se incursionó en la biotecnología, esto sería lo que conocemos como transgénicos, producidos por empresas como Monsanto, Bayer, Sirgenta, entre otras. Aunque estas semillas transgénicas no gocen de muy buena reputación, en realidad dan frutos más grandes, son más resistentes a los cambios abruptos de las condiciones climáticas y no requieren el uso de pesticidas tan fuertes porque soportan mejor a las plagas y a las enfermedades de los cultivos. Gracias a todos estos avances, se produjo mucha más cosecha ya que no se desperdiciaban grandes cantidades de comida no aptas para el consumo humano. Además, las empresas de máquinas agropecuarias perfeccionaron la precisión, automatizaron muchos procesos y bajaron los costos, lo que le permitió a muchos pequeños productores comprar máquinas de primera gama y prestaciones de lujo, como las cosechadoras John Deere, que gozaban de bastante popularidad.

El problema fue que se hizo un uso desmedido de los recursos, ya que los productores creyeron que el suelo resistiría por siempre. Pero, a pesar del momento complicado que atraviesa la industria, no está todo perdido. Hay muchas personas que buscan modificar las bases implementando un sistema más equitativo, sustentable y ecológico. 

Otra desventaja de este nuevo modelo de producción es que ahora la ganadería y la agricultura ya no están en control de los campesinos y los agricultores, sino que son manejadas por empresas multinacionales que poseen los medios de producción y el capital. Es por esta razón que muchos trabajadores piden un cambio en este modelo, para cumplir un rol más protagónico y hacer respetar sus derechos. Los simples campesinos no se benefician actualmente con la distribución de los bienes. En Argentina, el productor recibe apenas un 12% de las ganancias totales, cerca de un 40% se va en impuestos y el resto es costos. Quienes tienen la más alta rentabilidad son los comercios que distribuyen y las empresas que procesan la materia prima y la venden como productos elaborados. Es por esto que debería darse mayor participación a quienes realmente son el fundamento del sistema, es decir, los productores agrícolas.

Debemos trabajar entre todos, quienes consumen y quienes producen, para mejorar. Actualmente se siembra en mayor parte soja, trigo y maíz. Este modelo de monocultivo, tan provechoso y rentable para las empresas, es nocivo tanto para la tierra como para los consumidores. Afortunadamente, se están revisando las creencias erradas que teníamos y se están replanteando soluciones a todos estos problemas. El avance es inevitable y debemos lograr que ocurra de la mejor manera para que todos podamos gozar de los beneficios.

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269