23 de octubre de 2019, Rosario, Argentina
MIENTRAS TANTO

El Congreso casi no funciona, pero diputados y senadores cobran más de $ 150.000 por mes

23 de julio de 2019

El debate dura algunos días. La casta política que se enriquece gestionando el Estado vuelve a estar en el centro de las críticas. Diputados y senadores buscan justificar sus abultadas dietas. Cualquier trabajador mira con envidia los $ 150.000 que los legisladores se llevan por mes. Los “representantes del pueblo” tienen poco y nada que ver con los representados.

Prohibido tocar la casta

A la hora de criticar “los gastos de la política” ni Macri, ni Alberto Fernández ni Lavagna cuestionan los enormes ingresos de diputados y senadores. José Luis Espert, desde un discurso pretendidamente disruptivo, habla de “bancas y empleados excesivos” en el Congreso y las legislaturas. Sin embargo, tampoco cuestiona los montos de las dietas.

En la actualidad un diputado nacional cobra alrededor de $ 150 mil de bolsillo sin contar lo que se lleva por desarraigo o lo que obtiene por “movilidad”. De conjunto, esa cifra podría alcanzar alrededor de los $ 200 mil.

En el Senado no hay motivos para la envidia. Los integrantes de la Cámara Alta reciben hoy $184.504,35 en bruto. Tras los descuentos por seguridad social y el impuesto a las ganancias, les quedan en mano $126.600. Con la modificación reglamentada por Michetti no pierden nada. Al contrario, podrán sumar a estos ingresos los $ 30.000 correspondientes a movilidad.

Diputados y senadores cobran estas abultadas dietas a pesar de casi no ejercer la función para la que formalmente son elegidos. En 2019, como resultado de la campaña electoral, la actividad legislativa nacional tiende a ser nula.

La Cámara de Diputados se reunió solo tres veces en el año. Una para escuchar el informe de Marcos Peña, un montaje circense que se realiza periódicamente. Solo en dos ocasiones se reunió para debatir y votar leyes. Y en ambos casos salieron votadas normas que benefician a los grandes empresarios.

En la primera de estas sesiones se votó la Ley de financiamiento privado de los partidos políticos. Denunciada duramente por la izquierda, esta norma blanquea el aporte de las empresas a las campañas electorales. Aquí tampoco hubo “grieta”: Cambiemos, del Frente Renovador y el peronismo federal votaron no negativo y la norma se aprobó.

En la segunda se votó una ley para favorecer a las empresas que forman parte de la llamada “economía del conocimiento”. Dicho en criollo, una norma para beneficiar a empresas como Mercado Libre, que pertenece a Marcos Galperín. Con excepción del Frente de Izquierda, todo el arco parlamentario votó el paquete de beneficios impositivos favorable al empresario que pide recortar derechos a la clase trabajadora en nombre de la “modernización”.

Aquí tampoco el Senado se queda atrás. La Cámara Alta se reunió por última vez el 22 de mayo, hace casi dos meses. Y en lo que va de 2019 solo 5 reuniones. Lo que se dice un récord de productividad.

Fuente: PARLAMENTARIO

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269