18 de julio de 2019, Rosario, Argentina
ASÍ ESTAMOS

Pobreza nacional:  el salario mínimo ya está en la línea de indigencia

03 de mayo de 2019

Una familia compuesta por un matrimonio y dos hijos necesitó en marzo un ingreso de 28.750,94 pesos para no ser considerada pobre, una cifra que registró un aumento de 4,3% contra febrero, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Muy lejos de los casi 29 mil pesos que necesita una familia para no ser pobre, al salario mínimo vital y móvil en la era Cambiemos ya está en la línea de indigencia.

Una familia compuesta por un matrimonio y dos hijos necesitó en marzo un ingreso de 28.750,94 pesos para no ser considerada pobre, una cifra que registró un aumento de 4,3% contra febrero, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Con relación al valor registrado un año atrás, la denominada Canasta Básica Total (CBT) acumuló un incremento de 60,9%, ya que en marzo de 2018 tenía un costo de 17.867 pesos (subió 10.833 pesos), siempre según las cifras difundidas por el organismo oficial.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que contiene sólo alimentos y mide el índice de indigencia, se ubicó en marzo en 11.640,06 pesos, acumulando en un año un crecimiento del 64,2% y con relación a febrero tuvo un alza de 4,7%, equivalente a la inflación global.

En marzo del año pasado la CBA registraba un valor de 7.090,19 pesos, por lo que el aumento hasta el mes pasado fue de 4.549,87 pesos.

Esta canasta, que mide la indigencia, registró un importante aumento del 14% en el primer trimestre del año y va en línea con la destrucción salarial. Sólo para tomar un ejemplo: el salario mínimo vital y móvil subió 25% el último año y perdió por casi 40 puntos contra la suba de los alimentos.

Esa destrucción del ingreso mínimo hace que hoy los 12.500 pesos apenas cubran la canasta de indigencia. Toda una señal del lugar que ocupan los asalariados en este modelo.

Las canastas básica y alimentaria permiten estimar teóricamente los niveles de pobreza e indigencia del país.

Cada semestre los datos se cruzan con la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) para determinar niveles de consumos e ingresos con lo que se fija el índice de pobreza.

Según los datos oficiales, a fines de 2018, la pobreza trepó a 32% de la población, contra 25,7% de igual período de 2017 mientras que el de indigencia escaló al 6,7% desde 4,8% de finales del 2017.

A mitad de esta semana, la dirección de estadísticas porteña publicó el valor de la canasta básica de la Ciudad de Buenos Aires.

Según esta medición, la canasta tuvo un incremento de 5,5% mensual.

En la Ciudad, para no ser indigente, una familia requirió un ingreso de $28.2330,35 y para no ser pobre, $35.512,8.

Fuente: +medios

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269