19 de abril de 2019, Rosario, Argentina
Nuevas tecnologías

Los drones llegaron para quedarse

15 de abril de 2019

No muy diferentes que los aviones o helicópteros a escala manejados a control remoto, los drones ya son parte del paisaje en los grandes aglomerados urbanos de todo el mundo. ¿Quien regula su uso y manejo? Enterate en este artículo.

La iniciativa que ingresó esta semana a la Legislatura de la provincia de Santa Fe, en la Argentina, que propugna la creación de un registro de Vehículos Aéreos No Tripulados (Vant) –más conocidos como drones– y regule el uso y manejo, vuelve a poner sobre el tapete un tema controversial pero insoslayable: la sociedad ya convive con estos dispositivos, y su proliferación no dará marcha atrás.

El uso de drones o Vant ofrece múltiples utilidades benéficas y, por cierto, también requiere de una estudiada regulación, por los aspectos negativos que también puede acarrear su uso.

El proyecto de un legislador del Partido Progreso Social (PPS), Héctor Cavallero, plantea la adhesión de ese Estado a una resolución –la Nº 527/2015– de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), que es la autoridad de aplicación y control en la Argentina.

¿Para qué es necesario crear un registro de estos dispositivos? Bueno, en principio en todo el mundo existen disposiciones que permiten controlar la actividad. Y es natural: son artefactos que pueden registrar a distancia acciones del orden privado de las personas, pueden realizar algún tipo de ataque a personas o cosas, provocando daños, y eso es menester que sea neutralizado a partir de un control de quiénes poseen ese tipo de ingenios tecnológicos.

En Santa Fe, la iniciativa propugna que el Registro de Vant funcione en el ámbito del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe. Se deberán inscribir “todos aquellos vehículos aéreos no tripulados, sus propietarios, y los responsables de uso, de acuerdo a la tipificación que establece la Resolución Anac Nº 527/2015, que se empleen para cualquier uso determinado dentro del ámbito de la Provincia de Santa Fe”.

La autoridad de aplicación, los usuarios y en especial las dependencias públicas que utilicen los Vant para cualquier función para la que se hallen destinados, establece el proyecto, “deberán cumplir la legislación vigente sobre protección de datos que pudieren obtener con esos vehículos, como así también la intimidad y seguridad de las personas que se vieran incluidas en las operaciones propias de su uso”.

¿Cómo se regula en la Argentina y el mundo?

En la Argentina, la resolución mencionada plantea que drones pequeños, de menos de 10 kilos, son de uso recreativo o deportivo y libre. Los que pesan más de 10 kilos, se requiere una autorización de la Anac.

Algunas condiciones para su uso:

No se puede operar en espacios aéreos controlados o áreas sensibles al ruido o zonas prohibidas, restringidas o peligrosas (aeropuertos, helipuertos, zonas militares, etcétera).

Altura máxima para operar cualquier drone: 122 metros.

Está prohibido perder el contacto visual directo con el vehículo.

Prohibido operar un drone bajo influencia de alcohol o drogas.

Quien opere un drone debe ser mayor de 18 años, pero  a partir de los 16 años pueden operar un drone bajo supervisión adulta, sólo si el drone es para fines deportivos o recreativos.

Los drones de más de 10 kilos y los drones pequeños que se usan para otros fines que no sean deportivos tienen que cumplir, además, los siguientes requisitos:

Piloto y drone tienen que estar registrados ante la Anac.

Contar con seguro de responsabilidad civil.

El drone debe identificarse según las pautas de la Anac.

El piloto deberá presentar certificado de aptitud emitido por un hospital público y certificado de aptitud psicofisiológica.

Deben pasar un examen de la ANAC según el tipo de vehículo que operen.

Los drones pequeños tienen otra restricción importante, que es la siguiente:

Está prohibida su utilización dentro de los 30 metros –en distancia horizontal– y menos de 10 metros –en distancia vertical– de terceros.

¿Cómo se regula en los EEUU?

Los marcos regulatorios no son demasiado diferentes en el resto del planeta. Por ejemplo, en los EEUU, la nueva reglamentación para el uso de drones parte de la máxima autoridad en la materia, la Federal Aviation Administration, (FAA).

La ley norteamericana se define asì: “Operación y certificación de pequeños sistemas aéreos no tripulados”, y en resumen indica las normas de seguridad para drones de 25 kilos o menos.

El dron debe permanecer lo suficientemente cerca sin que deba el piloto ayudarse con lentes o prismáticos para poder vislumbrarlo.

El dron no debe sobrevolar a otra persona que sea ajena a dicho trabajo.

Prohibido su uso dentro de un vehículo.

Debe ceder el paso a otras aeronaves al toparse con ellas en el aire.

No debe ser usado para “atacar” y chocarse contra otros drones.

No volar un dron a más de 160 kilómetros por hora.

Altura máxima para volar drones sobre el suelo de 12 metros.

Visibilidad sobre la zona de control de, como máximo, 4,8 kilómetros.

Incompatibilidad de que ningún piloto de aviones puede hacer uso de más de un dron a la vez.

Obligatoriedad de realizar una inspección del estado del dron antes de utilizarlo.

Restricción en el uso de drones a personas con problemas físicos o mentales que puedan interferir en un vuelo seguro.

Prohibido uso de drones para transportar materiales peligrosos o se realicen a propósito operaciones imprudentes y negligentes.

Es obligatorio que los pilotos de drones tengan una licencia para volar drones que se pueden conseguir mediante un curso de drones en una escuela debidamente certificada para ello.

Ser mayor de 16 años.

¿Hay leyes internacionales para el uso de drones?

Definitivamente, NO. Las reglamentaciones que se describen en este artículo respecto de la Argentina y los EEUU son provisorias, y rigen hasta que se desarrollen normas internacionales aceptadas por todos los países de la Organización de Naciones Unidas (ONU.

Pero es importante saber que cada país tiene regulado el uso de los drones y que, en términos internacionales, hay restricciones a tener en cuenta si una persona viaja acompañada de su dron.

Por ejemplo, las baterías de litio están consideradas como mercadería peligrosa, y es necesario declararlas antes de viajar, y consultar la legislación internacional sobre drones.

Como no todos los países tiene una norma concreta respecto del registro, uso y manejo de drones, se recomienda consultar la legislación de otros países en la plataforma Jarus.

Aquí se detalla un listado parcial de países con leyes específicas en torno del manejo y uso de drones que ayudará a consultar directamente las legislaciones oficiales desde Jarus, aunque también se recomienda consultar en la aplicación DroneMate:

Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Colombia, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Lituania, Noruega, Polonia, Qatar, Reino Unido, Rumanía, Suecia, Suiza y Turquía.

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269