20 de septiembre de 2018, Rosario, Argentina
José Amalfitani

Vélez encontró el empate frente a Rosario Central, en un partido a puro vértigo

11 de marzo de 2018

En medio de una semana llena de suspicacias y de declaraciones polémicas por una supuesta pelea entre Gabriel Heinze y Mauro Zárate, post derrota con Racing, Vélez logró rescatar un empate gracias a un acierto del propio técnico.

En medio de una semana llena de suspicacias y de declaraciones polémicas por una supuesta pelea entre Gabriel Heinze y Mauro Zárate, post derrota con Racing, Vélez logró rescatar un empate gracias a un acierto del propio técnico. Lejos de amilanarse por las críticas que le llovieron y los pasacalles que se desplegaron en Liniers para apoyar al ídolo velezano, Heinze sacó pecho y volvió a sacar al menor de la dinastía Zárate. Y vaya si el destino le ofreció un guiño que el jugador que eligió para reemplazar a Mauro, Rodrigo Salinas, fue el que apagó lo que se advertía como un incendio en el Amalfitani.

Ahora bien, hay una situación algo extraña en toda esta historia, porque la gente mira de reojo las determinaciones del DT, sin embargo cuando Vélez estuvo en desventaja (2-1) y Zárate entraba poco en contacto con el balón, la exigente platea baja de Liniers no dudó en mostrar fastidio para con el ídolo del club. La evidencia más clara de lo poco conforme que quedaron los hinchas con la producción del delantero fue a los 30 minutos de la segunda etapa, cuando el técnico decidió sacarlo para el ingreso de Salinas. Allí el público del Fortín despidió a Zárate con tibios aplausos.

Y todo se desarrolla en medio de un escenario en el que el equipo de Liniers no se pueda dar el lujo de andar dejando puntos en el camino. Y allí, en un desarrollo entre Vélez y Rosario Central, en el que hicieron bastante poco para sacarse ventajas, los locales demostrar tener poca paciencia. Es cierto que el encuentro tuvo vértigo y goles, pero careció de buen juego. En ese contexto, Vélez no pudo resolver el partido que necesitaba y Central, por momento, pareció bastante cómodo con lo que le ofrecía el partido.

Más allá de que Heinze no logró sumar los puntos que esperaban y que su equipo está sumergido en un mar de irregularidad, el hincha de Vélez parece tener confianza en su proyecto. Y no duda el entrenador en explicar el por qué de sus determinaciones: "Mauro Zárate y Salinas pueden jugar juntos en cualquier momento. El cambio fue porque no quise perder la circulación que teníamos, creí que era lo mejor para el equipo".

Y continuó: "Me gustó muchísimo el primer tiempo. El segundo también fue lindo, pero hubo cosas que no me gustaron tanto. Me voy orgulloso con los chicos y enojado con el resultado", dijo el DT de Vélez, que ayer volvió a mostrar que no le tiembla el pulso en los momentos calientes.

Fuente: LN

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269