15 de abril de 2021, Rosario, Argentina
VACUNADOS

Hepatitis C: hace un año que el programa nacional no compra medicamentos

10 de junio de 2017

Son los tratamientos de última generación, con alta tasa de sobrevida, pero que pueden tener un costo de hasta 500 mil pesos.

Grave: denuncian que hace un año que el programa nacional contra la hepatitis C no compra medicamentos

 Son los tratamientos de última generación, con alta tasa de sobrevida, pero que pueden tener un costo de hasta 500 mil pesos. Deben ser comprados por Nación y distribuidos por la provincia, pero no está sucediendo. Los pacientes que no reciben tratamiento comienzan a padecer “consecuencias graves”. La situación fue admitida por autoridades mendocinas, donde se detectó el problema. Afirman que no pueden hacerse cargo del pedido de los pacientes.

Los nuevos medicamentos contra la hepatitis C son conocidos en el mundo no sólo por su alta tasa de sobrevida. Por su precio, suelen llamarlos “las pastillas de los mil dólares”, en referencia al valor de cada dosis del tratamiento. Con esos números, en la Argentina curarse de la enfermedad viral puede salir medio millón de pesos, una cifra fuera del alcance de la mayoría de los pacientes e incluso de la seguridad social. Por eso, el programa nacional de lucha contra este mal compró hace tiempo tratamientos para las personas más complicadas, y se suministra a través de los planes provinciales. Pero una entidad de pacientes afirma que el gobierno hace un año que no compra estos tratamientos, por lo que pacientes con estadios avanzados de la enfermedad padecen “consecuencias graves”. Esta semana, en Mendoza, autoridades locales admitieron el problema. La hepatitis C es la principal causa de daño hepático que deriva en la necesidad de un trasplante. 

El faltante de medicamentos contra la hepatitis C se volvió noticia en los medios luego que varios pacientes denunciaran que no reciben estos tratamientos de última generación. Mediante una columna publicada por el diario Clarín, María Eugenia de Feo Moyano, presidente de la Fundación HCV Sin Fronteras, aseguró que “hace ya más de un año que el Ministerio no adquiere medicamentos para tratar la hepatitis C”. “Actualmente hay 400 solicitudes aprobadas de personas de todo el país con estadíos F3 y F4 que esperan el tratamiento solicitado hace un año y muchos más que están en consideración. Muchos de estos pacientes, debido a su condición de infección avanzada, y a la demora en la distribución de medicamentos, probablemente ya tengan consecuencias graves como cirrosis, cáncer hepático o integren la lista de 1.200 personas que esperan un trasplante hepático”, aseguró. 

“Nuestro país brindó un ejemplo al mundo dando respuesta a la hepatitis A con la vacunación infantil, y fue el segundo de la región en crear un Programa Nacional de Control de las Hepatitis Virales, que incorporó la vacuna universal para la hepatitis B y tratamientos de última generación para hepatitis C. El Programa de hepatitis está casi paralizado en su función esencial de atención a los enfermos. No distribuye desde mayo la medicación Entecavir para las personas con hepatitis B, ni más tratamientos para hepatitis C. Tampoco envía a los hospitales del país reactivos para genotipos y cargas virales, indispensables para conocer el estado de la infección por hepatitis C y para saber si el tratamiento debe suspenderse o no”, remarcó la carta pública. 

“Sabemos también que no es un problema de presupuesto ni de decisión de compra, pero lamentablemente las acciones que urgen acompañar la voluntad de los funcionarios del área están paralizadas”, dijo la titular de la fundación. “La compra de urgencia solicitada de tratamientos para hepatitis B con Entecavir, inexplicablemente no se ha concretado y aún no hay fecha para la reanudación de la provisión. Tampoco se cumplió el plazo para la compra de 1.000 tratamientos para hepatitis C, comenzada hace más de un año y cuya licitación estaba prevista para mayo pasado”, denunció. 

Esta realidad explotó esta semana en Mendoza, donde el Programa Provincial De Lucha Contra las Hepatitis Virales admitió la falta de medicamentos, y lo vinculó a los problemas que se generar en Nación con la compra y distribución de estos insumos. “Nación no compra los medicamentos para hepatitis C entonces si no tenés obra social no tenés tratamiento en Argentina”, expresó Roberto Pérez Ravier, médico responsable del programa provincial. 

El año pasado, el país compró una importante partida de los nuevos medicamentos contra la enfermedad, que pueden costar en el mercado hasta 500 mil pesos. Por su acción directa, estos tratamientos –el más conocido es Solvadi de la farmacéutica Gilead –generan una tasa de curación por encima del 95 por ciento de los casos, por lo cual se recomiendan su uso en todo el mundo. La anterior medicación, explican los especialistas, solo alcanza curación en la mitad de los pacientes y tienen muchos efectos colaterales. 

El bioquímico Carlos Espul, también del programa provincial, explicó que cuando ingresa un paciente que tiene las características para solicitar la medicación se llena un legajo que se envía al ministerio nacional. Allí es evaluado por una comisión y generalmente hay coincidencia de criterios. “Es la primera infección crónica viral que se cura, curás la presencia del virus pero queda el daño hepático entonces es una gran ventaja” respecto de lo que podía hacerse antes, dijo Espul. Sin embargo, los médicos dijeron que los últimos meses no ha habido respuesta a las solicitudes ni a las consultas. Sólo se les ha informado que quizás en octubre haya novedades. La última partida de 6 tratamientos llegó en febrero. Cabe señalar que el año pasado se cubrieron 35 tratamientos. 

Según la Fundación Huésped, la hepatitis C es una inflamación del hígado causada por el virus causante de la enfermedad. Puede ser leve, con pocos o ningún síntoma, o una afección grave que puede causar daños al hígado, cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado. Entre el 75 y el 85 por ciento de las personas con hepatitis C desarrollan una infección crónica. La mayoría de las personas no tienen síntomas. En la hepatitis C crónica, éstos pueden tardar hasta 30 años en desarrollarse. Cuando aparecen, suelen ser un signo de que la enfermedad está avanzada. Los síntomas incluyen: falta de apetito, molestias abdominales, náuseas y vómitos y coloración amarillenta de la piel. Una vez que se produce la infección, los análisis tardan entre 2 y 6 meses en detectarlo.

Fuente: Mirada Profesional

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar - Rosario: Necochea 1653 P3 D3 (2000) - Casilda: Sarmiento 2331 (2170)- Santa Fe -Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-2614771