22 de septiembre de 2018, Rosario, Argentina
CONSUMO

Comprar con tarjeta es hasta un 40% más caro que con efectivo

27 de abril de 2014

 Por la brecha inflacionaria y las medias adoptadas por el gobierno el servicio de crédito para compras se ha vuelto poco conveniente.

La diferencia en las compras con tarjeta o efectivo ya no son iguales en los comercios. Usar débito o crédito en un pago ya implica pagar entre 10% y 40% más.


La inflación es la principal propulsora de esa brecha y ya se siente en gran cantidad de comercios medianos y chicos, de acuerdo a un relevamiento realizado esta mañana por Clarín.

El desaliento en compra con tarjetas de crédito ya se ve en comercios de ropa y calzado, mueblerías, restaurantes y peluquerías, entre otros.

La modalidad redunda en que cada artículo termina con dos valores: uno de “cash” y otro más alto para plásticos. Todo esto pese a que la ley 25.065 obliga a los comercios a “no efectuar diferencias de precio” entre los medios de pago.

“Está prohibido que haya dos precios por producto. Pero la diferencia se produce de hecho porque, cuando el cliente va a pagar, le suelen ofrecer un descuento de contado. Es una situación gris que ocurre mucho y habría que blanquear”, comentó Vicente Lourenzo, secretario de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME) a ese diario.

“Se incentiva cada vez más el pago en efectivo por una necesidad de caja. Tras un primer trimestre muy recesivo y un abril también malo, los comerciantes necesitan cash para pagar sueldos y alquileres –agregó Lourenzo–. Pero las compras con crédito se cobran recién en 18 días, resignando parte de las ganancias y sufriendo retenciones y percepciones de impuestos”.

Fernando Blanco Muiño, de la Unión de Consumidores de Argentina explicó a ese matutino que a pesar de estar prohibida, la práctica crece desde fines del año pasado. “A veces es presentada como descuentos. Pero el efecto es que con la tarjeta se paga más. Además del perjuicio económico, esto hace que la gente cargue más dinero, con los riesgos que implica”, apuntó.

Jorge Surin, abogado experto en Derecho del Consumidor, resalta la importancia de denunciar recargos: “Al ver precios diferentes, debe asentarlo en el libro de quejas del local y llamar a Defensa del Consumidor”. Y si le cobraron un extra –agregó– puede denunciarlo en ese organismo para que luego, en una audiencia conciliatoria, el comerciante le devuelva la diferencia más una compensación “por las molestias y el tiempo perdido.

Fuente: +MEDIOS-AGENCIAS

Diario Digital RosarioNet - Fundado por Julio Decima en 1995 - www.rosarionet.com.ar rosario@rosarionet.com.ar Copyright © 1995 - Marca Registrada 1995.
TE. 0341-4265269